Inicio > Ingeniería > Proyectos Tecnológicos de Éxito. La Pirámide Tecnológica.

Proyectos Tecnológicos de Éxito. La Pirámide Tecnológica.

Miércoles, 9 de Mayo de 2012

Las soluciones tecnológicas no siempre tienen el éxito esperado y en este artículo vamos a analizar porqué y que es lo necesario para que si lo tengan.   Lo vamos a hacer desde un punto de vista centrado en la tecnología.  Ni que decir tiene, que alrededor de esta hay una serie de áreas que deben adaptarse para que la implantación de nueva tecnología en una organización sea exitosa.  Ejemplos de estas áreas serían la formación, los procesos, las estrategias, etc.  En nuestro análisis vamos a suponer que la formación con la que se cuenta es la correcta, que los procesos son los correctos y que las estrategias son las correctas.  Aún así, existen casos en los que la implantación tecnológica no resulta satisfactoria.  Hemos creado un modelo simple que podemos adoptar como estándar y que la experiencia nos ha demostrado que funciona bastante bien a la hora de situar y planificar soluciones.  Lo denominamos la Pirámide Tecnológica:

 piramide-tecnologica

En ella dividimos las tecnologías de la información y comunicación en capas basándonos fundamentalmente en un criterio de dependencia de las capas superiores de las inferiores y en que estas se encuentren debilmente acopladas.  Como podéis ver la primera capa es la de comunicaciones.  Dentro de ella hay que considerar las infraestructuras de comunicación: redes, electrónica de red, cableados, y otras infraestructuras que posibilitan el viaje de la información.   La siguiente es la de sistemas, donde consideramos deben estar el hardware de servidor, ordenadores, sistemas operativos, bases de datos, etc.  En definitiva todo aquello que posibilita el crear un sistema de información básico.  En la tercera capa situamos las aplicaciones con las que una organización va a trabajar, software ofimática, sistemas de gestión (ERPs), software de gestión de relaciones con clientes (CRMs), gestores documentales (CMS), software de mensajería, intranets y cualquiera otras aplicaciones informáticas que los usuarios vayan a utilizar.  Por último, la cuarta capa hace referencia a soluciones de inteligencia de negocio (Business Intelligence) tales como minería de datos, datawarehouse, etc.

Lo interesante del modelo es que se ve claramente que para dar una solución exitosa en capa 2, por ejemplo, es necesario que la capa 1 sea lo suficientemente robusta y tenga la configuración adecuada para soportar la solución que se va a llevar a cabo en la capa siguiente.  Si lo que quisiéramos fuera dar una solución en capa 3, por ejemplo implantar una aplicación CRM en una organización, debe mostrarse especial atención a que las capas 1 y 2 funcionen de manera adecuada y sean lo suficientemente robustas para soportar la solución que vamos a desplegar si queremos que esta tenga éxito.  En definitiva que las comunicaciones sean las adecuadas y necesarias, y que los sistemas con los que se cuenta soporten la solución y esta no implique sobrecargas críticas de los mismos.  Al analizar esto es posible que se detecte que hacen falta cambios en las capas 1 y 2.  Al ser conscientes de ello podemos ahora preveerlos, planificarlos y llevarlos a cabo en el proyecto.

En una importante parte de los casos en los que los proyectos de implantación de tecnologías fallan es debido a problemas que surgen en las capas inferiores y que no fueron tenidos en cuenta de inicio.  Provocando considerables aumentos de costes y retrasos temporales en la disponibilidad de la solución, si no en algunos casos el fracaso total del proyecto.  Considero que la Pirámide Tecnológica es un diagrama muy importante a tener en cuenta en el estudio de riesgos y de viabilidad de cualquier proyecto tecnológico.  Así como, un diagrama muy util para situar el estado tecnológico de cualquier organización. 

Podemos apreciar además que es necesario dotar en cada capa donde estemos aportando tecnología de un servicio de soporte y helpdesk adecuado para que haya continuidad en el éxito de las soluciones tecnológicas adoptadas.  Conforme vamos subiendo por las capas la longitud de las flechas del soporte aumenta, indicando que el nivel del soporte debe crecer al tener cada vez mayor presencia la tecnología.   

Como véis es un modelo simple, pero de gran utilidad y muy a tener en cuenta cuando se persigue el éxito de la implantación de sistemas tecnológicos en las organizaciones.  El modelo es adaptable a organizaciones y estructuras de cualquier tamaño.  Apliquémoslo por ejemplo, para un país.   Imaginemos que éste tiene una capa 1 deficiente y no robusta, es decir tiene unas malas comunicaciones.  Es fácil intuir que si quiere desarrollarse tecnológicamente lo primero que deberá trabajar y mejorar es su capa 1.  Ya que por muy buenos sistemas que tengan o muy buenas aplicaciones con las que cuenten las organizaciones y organismos del mismo, si la información no puede viajar, no podrán desarrollar con éxito soluciones tecnológicas avanzadas.

Conceptualmente la Piramide Tecnológica la habíamos desarrollado en ICONS y en su primera versión la capa 1 y capa 2 las teníamos unidas en una.  Fue en un periodo de colaboración con las dos empresas amigas Dedalo Consultores y Cirosip cuando se consideró mejor dividir la primera capa en las dos actuales.

José Alberto Domínguez
Arquitecto de Sistemas

 

que informática! Ingeniería , , ,


Comentarios cerrados.